thumimage

Let me swing among the stars

Como parte del Martes Cultural de verano 2019 en el foro del Ballet Folklórico de México, la mezcla de culturas y los ritmos contagiosos se hicieron presentes con el inolvidable “Let me swing among the stars”.

Desde los años 20 y 30 el swing es un género musical, derivado del jazz, que surge en Estados Unidos, durante esa época el país americano daba asilo a inmigrantes, entre ellos los músicos afrodescendientes a quienes se les atribuye la creación del swing. Por ello es considerado la primera expresión cultural americana, que pronto dio la vuelta al mundo.

La música, además de usar el mismo estilo de jazz, combina el sonido el piano, contrabajo y batería, incluye trompetas, trombones, saxofón, clarinetes y en ocasiones el violín o la guitarra.

Los bailes comenzaron en clubes clandestinos, aunque con el tiempo surgieron las Big Band también conocidas como grandes orquestas entre las que destacan:
Duke Ellington, Fletcher Henderson, Chick Webb, que en los años 30 tuvieron una mayor aceptación, lo que llevo al swing a lograr una gran expansión.

Los estilos de baile no dejaron de innovar, y a pesar de que no existe un estilo fijo para mover el cuerpo con este ritmo, se desarrollaron los clásicos del swing como el collegiate shang, Lindy Charleson,Balboa y lindy hop que fue la inspiración para las demás variaciones del swing.

Sin olvidar a Norma Miller, que es considerada la “reina del swing”, ya que entre sus aportaciones destaca su participación en la película “Hellzapoppin” de 1941 con el grupo de bailarines Whitey´s Lindy Hoppers, además de recibir el premio National Heritage Fellowship por “crear y preservar el estilo acrobático del baile swing como el Lindy Hop”.

Let me swing

Actualmente las coreografías con sus extravagantes movimientos y música entusiasta siguen envolviendo a los amantes de danza.

Por: Ángela Peralta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *